(Tiempo estimado: 1 - 2 minutos)

Utilices plataformas como Mailchimp, u otros sistemas integrados en tu website, blog o portal, siempre deberías tener en cuenta estos puntos.

1 - ¡No hagas Spam!. Solicita la autorización del destinatario para incluirle en tus listas de correo a través de sistemas de suscripción (Opt-in). Respeta la legislación (LSSI, LOPD, Transparencia, etc.). Añade opciones para darse de baja de la subscripción fácilmente.

2 - El asunto del email ha de captar la atención del destinatario, y despertar su interés por ir un poco más allá: abrir el mensaje, leer el resto, y reaccionar a su contenido. Evita palabras que los sistemas puedan considerar Spam. NUNCA ESCRIBAS TODO EL ASUNTO EN MAYÚSCULAS. El asunto ha de ser coherente y en la misma línea que el contenido del email. Incorporando iconos-emojis lograrás destacar en el buzón del usuario.

3 - Configura adecuadamente los datos  de quién lo envía, la dirección de respuesta, etc. 

3 - Brevedad. Si el contenido es amplio y extenso, redirige al lector hacia tu sitio web o blog.

4 - Combina imágenes y textos adecuadamente.

5 - Facilita la diseminación y difusión de tu mensaje añadiendo botones para reenviar, compartir en redes sociales, etc.

6 - Añade Llamadas a la Acción mediante banners, botones o elementos destacados.

7 - Personaliza el mensaje y ofrece exclusividad a los suscriptores.

8 - Optimiza el mensaje para todo tipo de dispositivos: smartphones, tablets, smartTV’s, ('plantilla' responsive o adaptative)

9 - Repasa la ortografía, los errores tipográficos, inconsistencias  de diseño y la visualización correcta en todos los dispositivos.

10 - Revisa y analiza los datos sobre envíos, rebotes, entregas y aperturas de los mensajes, para  optimizar futuros envíos.